El juego de la comunicación política

EL JUEGO DE LA COMUNICACIÓN POLÍTICA

por Vanessa Menéndez 

La comunicación política ha existido siempre: desde las primeras asambleas que reunían a miles de ciudadanos, los mítines con hombres de partido, las ruedas de prensa y los debates, hasta los primeros anuncios en televisión. Sin embargo, hoy en día redes sociales como Twitter, Facebook, YouTube o Instagram han emergido como los principales canales de comunicación de los partidos políticos, y no sólo en materia electoral.

Este fenómeno se debe a varios factores cuyo abordaje excedería las líneas de este artículo, donde nos limitaremos a constatar el papel que juegan las TRICs en la comunicación de crisis y cómo son utilizadas para imponer una visión concreta de los problemas que acontecen. De esta manera, utilizaremos la políTRICa para analizar los distintos textos mediáticos que giran en torno a una polémica reciente: la circulación del autobús HazteOir.org.

Pero… ¿qué es la comunicación de crisis?

La comunicación [política] de crisis se caracteriza por ser un recurso utilizado para enviar mensajes puntuales, de eventos impredecibles y, en la mayoría de los casos, de contenido sensible para la opinión pública. Dentro de este escenario actúan no sólo los partidos políticos, sino también los medios de comunicación, las asociaciones, los colectivos de afectados por la crisis, etc. Todo esto determina la necesidad de que cada uno de estos “actores políticos” desarrolle una estrategia comunicativa eficaz; no sólo para proteger su integridad e intereses, sino también para tranquilizar a la opinión pública. Algunos ejemplos destacables del uso de este tipo de comunicación fueron los desarrollados a raíz del accidente del tren Alvia en Santiago de Compostela o el hundimiento del Prestige.

Veamos, brevemente, cómo se desarrolla este juego mediante el uso de las TRICs entre actores políticos y cuál es su impacto en la ciudadanía, receptora final de la información. Como hemos adelantado, trataremos un caso menos trágico, pero enormemente controvertido desde el punto de vista del respeto a la dignidad humana y los límites a la libertad de expresión: la circulación del autobús HazteOir.org.

El día 27 de febrero de 2017 comienza la “campaña de sensibilización” de HazteOir.org mediante el denominado #ElBusDeLaLibertad, que comienza a recorrer las calles de Madrid.

Fuente: Diario Público

Las primeras reacciones no se hacen esperar: su mensaje produce el escándalo de numerosos usuarios en Twitter y otras redes sociales, que tildan a la asociación de “transfóbica”, “un lobby ultracatólico” e “intolerante”, lanzando el hashtag #stoptransfobia, del que se hacen eco varios medios. Por su parte, las respuestas institucionales más destacadas siguen esa misma línea de rechazo: tanto la Policía Municipal de Madrid como el Juzgado de Instrucción nº 42, consiguen la inmovilización del autobús hasta que retire su mensaje, por constituir un delito de discriminación.

Así, nos enfrentamos a una problemática cuya contención o resolución es demandada por distintos tipos de actores políticos y sociales:

  • De una parte, HazteOir.org, con la aquiescencia de varios miembros de la Iglesia Católica, medios de comunicación afines y partidos políticos de extrema derecha en el ámbito europeo.
  • De otra parte, la Federación Estatal LGTB y asociaciones adjuntas, con el apoyo de la práctica totalidad de los partidos políticos nacionales, los medios de comunicación más importantes y otros actores internacionales.

Entonces… ¿Cuál es el objetivo del uso de las TRICs en esta situación?

Las TRICs son las herramientas de las que nos valemos a la hora de elaborar nuestros marcos interpretativos, que son el campo de juego donde se decide cómo acabar con las crisis. Esta tarea supone seleccionar algunos aspectos de la realidad percibida y darles más relevancia que otros en un texto comunicativo (en este caso, digital), de manera que la evaluación moral de lo ocurrido quede circunscrita a tales atributos.

En estas circunstancias, el cambio interpretativo del mensaje de HazteOir.org no le ayudó a ganar el juego: las sucesivas modificaciones al autobús original no convencieron al resto de jugadores, pues el propósito de la campaña dejó de ser único.

Fuente: 20 minutos

Fuente: RTVE.es

http://www.elpunt.cat

Fuente: El Punt Avui

 La ausencia de un discurso sólido en defensa de su verdadero propósito (proporcionar a los padres afines al ideario que propugnan una alternativa educativa para sus hijos) y la pronta actuación comunicativa del colectivo LGTB y las instituciones públicas, hizo que se impusiera un marco que acentúa lo irrespetuoso, insolidario e intolerante de esta actuación, restando así legitimidad a HazteOir.org, que acabó lanzando piedras sobre su propio tejado mediante la creación de la #DictaduraDeGénero.

De esta manera, no es de extrañar que otros autobuses favorables al punto de vista liderado por la Federación Estatal LGTB y los partidos políticos circulen por las carreteras de distintas ciudades españolas sin ningún tipo de restricción.

Sin embargo, no es ahora nuestra intención reflexionar sobre la conveniencia o no del uso de autobuses para expresar ideas, por parte de quiénes y para qué fines. Simplemente se ha mostrado cómo la comunicación política de crisis trascurre, fundamentalmente, por las redes sociales; crea realidades e interpretaciones que inconscientemente la ciudadanía adopta y hace suyas. Es aquí donde cobra relevancia la políTRICa como esa capacidad del ciudadano para escoger cómo se informa, analizar los discursos y elaborar su propio criterio partiendo del pensamiento crítico.

Vanesa Menéndez

TRICLab

Sobre el autor: TRICLab

Somos un grupo de profesionales de la educación y de la comunicación que abarca diferentes ámbitos y disciplinas.√ Que propone un “lugar” y un “tiempo” relacional abierto y colaborativo. Con un código y programas también abiertos y accesibles para todos . Crítico y creativo.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit