La Tercera Revolución…una revisión de la era digital

La Era Digital trae una revolución industrial

por Alba Lobera Vallejo 

¿Nos movemos a favor o en contra?


La Revolución Industrial dividió en dos bandos a la población: la gente que estaba de acuerdo o que al menos se adaptaba a los nuevos cambios tecnológicos; yéndose del campo a la ciudad, y a las personas que estaban totalmente en contra hasta el punto de tomar un comportamiento radical y entrar a las fábricas de noche para romper la maquinaria, con el objetivo de evitar que los aparatos se convirtiesen en el sustituto de los trabajadores… Sin mucho éxito.

Sin embargo, este período no se caracteriza sólo por un cambio en la tecnología, sino por las transformaciones económicas y sociales que se dieron en numerosos países; lo que significa que causó tal repercusión que, en un futuro, esto tomó el nombre de Revolución Industrial… Es decir, fue una revolución.  La Era Digital nació hace unos años y fue considerada la Tercera Revolución Industrial. Trajo un cambio de la tecnología analógica, mecánica, y electrónica, a la tecnología digital, que comenzó entre finales de la década de 1950 a finales de la década de 1970. Esta Era Digital, provocada por la computación y la tecnología de la comunicación, marcó la Era de la Información.

La tecnología está siempre en constante cambio. Evoluciona igual que evoluciona la sociedad y cambia la economía. Sin ir más lejos, hace décadas se utilizaba el término nativos digitales, palabras que quedaron en suspensión por un tiempo y que ahora vuelven a ser el corazón de este desarrollo.  En esta ocasión, no hay dos bandos que ejerzan una separación radical, sino tres: los que están a favor, los que están en contra… Y los que lamentablemente no pueden conocer a la tecnología en profundidad debido a la Brecha Digital.

La Brecha Digital es una realidad que está más cerca de lo que podemos creer. Consideramos que realmente no hay avances en la tecnología que realmente pueda afectar a nuestro día a día, cuando a la vez, muchos adultos se quejan de que nada es como antes y la sociedad es más fría. Un ejemplo a esto lo tenemos cuando exponen lo impotentes que se sienten al ver a un joven incapaz de separar los ojos de la pantalla o de entablar una conversación con “expresiones normales”.  Esas expresiones normales hacen referencia a la forma de hablar que tenía la gente de generaciones anteriores.

Pero si nos detenemos a pensar, antes no existían los emojis, las app, los youtubers, o los teléfonos con Internet o incluso los móviles, los cuales estaban destinados a un público con una economía muy desahogada, con la única función de hacer y recibir llamadas y algún mensaje de texto.  En #TRICLab queremos hablar esta vez del cambio radical que han definido estos últimos años, instaurando una Revolución Digital.

La gente ve sus mensajes en un correo electrónico, lee desde un dispositivo móvil, realiza reuniones, conferencias y participa en charlas desde una webcam. Manda mensajes instantáneos, y pasa el tiempo con apps o videojuegos, sin que esto suponga hacerlo expresamente en solitario. Incluso se graban jugando, para enseñar a los demás cómo pasar ciertos niveles, o para entretener con una buena dosis de humor. Esas acciones tienen un nombre, como chatear, wasapear, o hacer un gameplay.

Dichos nombres vienen acompañados de una jerga que cambia y se intercambia, alterándose hasta alcanzar la comodidad del hablante. Antes no se hablaba así, pero antes tampoco existían todas estas cosas. Es por esto que una de las razones por las que los jóvenes tienen más habilidad que los adultos o la gente entrada en años para manejarse con las tecnologías: saben abrirse a los cambios.
Porque la tecnología es mucho más que una Tablet y una Red Social donde publicar fotos y frases filosóficas: la tecnología trae nuevas formas de hacer las cosas.


Y no hace falta visualizar a la típica imagen de adolescente con ropa ancha, auriculares grandes y deportivas brillantes.
La economía global, la bolsa, actúa con algoritmos, códigos y cada vez más máquinas suplen la presencia humana. Los datos están informatizados y día tras día se producen mejoras en los programas de protección para evitar un hackeo informático y el robo de datos. Sin embargo, no hace falta irnos tan lejos para ver tantos cambios.
La #educomunicacion funciona de la misma manera. Los libros de textos quedaron atrás, igual que las explicaciones de la lección dentro del horario escolar.

Los niños ahora entregan sus deberes vía online, los universitarios consultan sus apuntes en bibliotecas virtuales de manera cómoda, sin miedo a que se agoten los ejemplares de los libros, ya que una copia de ellos son un mero conjunto de códigos que se multiplican vertiginosamente. Y, por otro lado, sin importar la edad, cualquiera puede consultar un vídeotutorial de cualquier tema.  Si está en tu mente, está en Internet. Sólo hay que saber dónde buscarlo.
En conclusión, la Era Digital es imparable, y como tal, trae una nueva Sociedad cibernética, la cual seguirá adelante con los que saben adaptarse a ella y con los que no.

Alba Lobera Vallejo @oficial_cmv

bibianav

Sobre el autor: bibianav

Furibunda lectora, estudiante para toda la vida, rebelde con causa donde la haya. Inundada de sentido creativo, y todas las demás cosas de la vida normal y corriente: Licenciada en Ciencia Política UniAndes, Estratega de Contenido NorthWestern University, CM, Social Media Strategist, empresaria educativa.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit