Intercreatividad: un factor clave del S.XXI

Intercreatividad: un factor clave del S. XXI

En la sociedad actual el término creatividad  está en boca de todos. Los medios de comunicación, el mundo empresarial y el entorno académico, entre otros, recurren a este constructo en numerosas ocasiones para describir sus objetivos, relatar sus argumentos o simplemente como estrategia demagógica. Sin embargo, ¿podemos decir lo mismo del concepto intercreatividad? ¿Está en nuestro vocabulario del día a día? Y, lo más importante, ¿sabemos realmente lo que significa y la trascendencia que tiene?

Quizás nos parezca que el término intercreatividad es bastante novedoso, actual y que fue creado en los últimos años, sin embargo, este vocablo fue acuñado por Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, en el año 1996, hace ya algo más de dos décadas. Este autor lo justificaba así: “quiero que la Web sea mucho más creativa que lo es en este momento. Hasta he tenido que crear un nuevo concepto –Intercreatividad– que significa construir cosas juntos en la Web”. De esta modo, Berners-Lee apostaba por una sociedad activa en la cual los lurkers no tuviesen lugar y donde cada ciudadano hiciese su contribución.

Intercreatividad nace de la unión de dos términos: interactividad + creatividad. Con ello, Berners-Lee quería resaltar la importancia que tiene el trabajo colaborativo y el hecho de no limitarse únicamente a absorber de lo que los demás producen. Para este autor, todo individuo forma parte del proceso de creación, desarrollo, expansión y crecimiento del conocimiento en colaboración con el resto de participantes. Así, argumenta: “deberíamos ser capaces no solo de encontrar cualquier tipo de documento en la Web, sino también de crear cualquier clase de documento fácilmente. Deberíamos no solo poder interactuar con otras personas, sino crear con otras personas. La intercreatividad es el proceso de hacer cosas o resolver problemas juntos”.

Si desgranamos la palabra intercreatividad, en primer lugar nos topamos con el término interactividad. Básicamente, dicho concepto se refiere a la relación que hay entre la máquina y la persona. Es decir, al proceso de interacción y de comunicación que los individuos mantenemos con los ordenadores. Existen distintos niveles de interactividad según sea esta relación. Nos interesa que el nivel de interactividad sea el máximo posible, lo que significa que las personas no tienen ningún tipo de limitación o condicionante al interactuar con una máquina. De este modo, las intervenciones de los individuos podrán alcanzar su máximo potencial llegando a un ideal en la puesta en práctica de la intercreatividad.

En segundo lugar, nos encontramos con el constructo creatividad. Durante muchos años la psicología incluyó el estudio de la creatividad dentro del concepto de inteligencia considerándolos uno mismo. El año que marcó un antes y un después en la investigación de la creatividad fue 1950 gracias a Paul Guilford. Este autor pronunció un discurso titulado “Creatividad” ante la Asociación Americana de Psicología (APA) en el que despertó el interés y resaltó la importancia de estudiar este fenómeno en sí mismo. A partir de ahí numerosos investigadores llevaron a cabo estudios de diversa índole dándole la relevancia que se merece este campo.

Sería imposible dar una única definición de creatividad, ya que existen tantas como autores hayan investigado sobre ella. No obstante, nos parece relevante destacar aquéllas dadas por Paul Guilford:

En el año 1952 argumentaba: “la creatividad, en sentido limitado, se refiere a las aptitudes que son características de los individuos creadores, como la fluidez, la flexibilidad, la originalidad y el pensamiento divergente”. Más adelante, en 1971, explicaba: “es la capacidad o aptitud para generar alternativas a partir de una información dada, poniendo el énfasis en la variedad, cantidad y relevancia de los resultados”.

Qué pasa con la intercreatividad

Una vez entendido lo que significa intercreatividad, ¿qué implica que una sociedad sea intercreativa? y ¿qué repercusiones tiene en el mundo actual?

Vivimos en un mundo interconectado y ubicuo, es decir, en el que las personas nos comunicamos en cualquier momento, desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo. Por ello, no podemos ignorar que vivimos, consciente o inconscientemente, en una atmósfera intercreativa. Esto implica que cada individuo, y en colaboración con los demás, contribuye a desarrollar una inteligencia colectiva, término acuñado por Pierre Lévy en 1994.

Como sociedad, cuanto más conscientes seamos y mejor educados estemos en este campo, mayor y más productiva podrá ser nuestra aportación. Cristóbal Cobo explica la importancia que tiene trabajar en pro de un intelecto colectivo ya que implica “la capacidad que tiene un grupo de personas de colaborar para decidir sobre su propio futuro, así́ como la posibilidad de alcanzar colectivamente sus metas en un contexto de alta complejidad”.

Desde TRICLab apostamos por darle a la intercreatividad la importancia que se merece. El Factor Relacional es clave a la hora de que la intercreatividad fluya de manera natural. Las conexiones entre las personas y las relaciones que establecen son la base para que se de un entorno intercreativo sólido. Este laboratorio de investigación es un claro ejemplo de ambiente intercreativo en el que lo ponemos en práctica, lo trabajamos y desarrollamos mientras que aprendemos y evolucionamos.

A pesar de que el término intercreatividad se acuñó hace bastantes años, como comentábamos, cabe destacar que no se ha profundizado mucho en él. Esta Tesis Doctoral defendida en el año 2015, pretende abrir un campo de investigación enfocado en el entendimiento, puesta en práctica y repercusión de la intercreatividad en las personas y la sociedad.

 

TRICLab

Sobre el autor: TRICLab

Somos un grupo de profesionales de la educación y de la comunicación que abarca diferentes ámbitos y disciplinas.√ Que propone un “lugar” y un “tiempo” relacional abierto y colaborativo. Con un código y programas también abiertos y accesibles para todos . Crítico y creativo.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit