Empoderar en Salud: la comunicación participativa 2.0 mira a la salud

Empoderar en salud es educar. Educar en salud es un proceso de participación y relación. Participación y relación es el alma de la TRIC.

“En promoción de la salud, el empoderamiento es un proceso a través del cual la gente gana un mayor control sobre decisiones y acciones que afectan su salud”

OMS (1998)

El concepto de salud, es un concepto vivo, dinámico, en constante cambio y revisión en esta sociedad fluida e incierta que retrató Bauman de forma magistral a través de su inteligente mirada sociológica.

La movilidad hacia nuevos conceptos de salud se comienza a trazar hace ya más de medio siglo. Comenzamos a hablar de educación para la salud a partir de la definición de salud que en 1949 se hace en el seno de la OMS, cuando se amplía el reduccionismo que suponía equiparar salud a ausencia de enfermedad y hacen que todos comencemos a dirigir una nueva mirada hacia la salud como “el estado de completo bienestar físico, psíquico y social, y no meramente la ausencia de enfermedad”. Una definición simple, pero que encierra una buena dosis de complejidad conceptual y condicionantes en su uso.

Para comprender este proceso transcultural busco en mi experiencia educativa: si ya no podemos entender igual estudiar que aprender, ¿cómo podemos hacer sinonimia entre “salud” y “dieta de adelgazamiento”? Lo valioso es la salud, al igual que lo importante es aprender. Lo demás, no pasan de ser molestas condiciones.

Al alejarnos de la reducida mirada de percibir la salud en términos asistenciales o reparadores de enfermedad, podremos comenzar a considerar la capacidad que tenemos los ciudadanos de “tomar las riendas de nuestros estados de salud” y responder de forma positiva, mediante acciones individuales y colectivas, a los retos que nos lanza el ambiente: empoderar en salud.

Intentaré argumentar más allá de la ocurrencia. Tradicionalmente se han considerado 4 los factores que determinan la salud de un colectivo: la biología humana, el medioambiente, el estilo de vida y los sistemas de asistencia sanitaria. En 1974 Laframboise realizó una investigación1 en la que analizaba el índice de estos factores en la realidad sanitaria canadiense. Esa investigación le otorgaba, con un 43%, un papel preponderante, como causa de muerte de los habitantes canadienses a los estilos de vida que practicaban.

Más tarde, Lalonde analizó y comparó estos indicadores con el porcentaje de gasto que el estado dedicaba a la promoción y mejora de los estilos de vida de los ciudadanos y puso de manifiesto una gran incoherencia: era la menor de las partidas económicas destinadas a la salud, con un 1,2%. Álvarez, García y Bonet sentenciaron: “este informe revolucionó la salud pública contemporánea, al impactar de manera conceptual y operativa sobre la manera de abordar y explicar los niveles de salud de las poblaciones y por ende, la manera de formular las políticas ( y prácticas) en salud”

En la sociedad 2.0 ¿cambiamos la mirada?

Hoy nos sumamos a una perspectiva 2.0 sobre el concepto salud que ya no puede entenderse sino en el marco de una promoción de la salud que pretenda el desarrollo de habilidades individuales y proporcione, a los ciudadanos de nuestro tiempo, herramientas 2.0 y estrategias comunicativas con las que sean capaces de influir sobre los factores que determinan su salud de forma positiva. La web2.o es horizontalidad y, así desde esa horizontalidad, promocionar los cambios necesarios para aprender en salud, para generar y posibilitar entre los ciudadanos opciones e intercambios para un empoderamiento en acciones saludables.

No hay relación sin participación: la comunicación participativa

“antes de ser el puro objeto de los cuidados, el enfermo es, ante todo, una Relación”.

Christian Baylon y Xavier Mignot

En la sociedad digitalizada del S XXI ¿Utilizamos las tecnologías TRIC para ampliar el el ecosistema comunicativo de la salud?

No se puede comprender una cultura, una organización, unas políticas y unas prácticas para educar en salud en la que se desprecien las tecnologías 2.0. Si hace años hablábamos que las TIC podrían revolucionar el sistema, hoy este discurso requiere mayor relevancia cuando observamos que continuamos anclados en prácticas comunicativas de otra época: la comunicación vertical, las instrucciones sobre comportamientos y los consejos sobre productos… dejan paso a las relaciones, la comunicación y el diálogo en un entorno de promoción de la salud que quiera resaltar la participación, la creación colaborativa y el empoderamiento.

 El factor Relacional aparece como clave. Su convergencia es tan necesaria en el ámbito de la salud que cuando se produzca de manera explosiva, seguramente, podremos hablar de una nueva época para la educación y promoción en salud: comunicar y participar para empoderar en salud.

Del “poder sobre” y el “poder con”

Es preciso, por tanto, (re)definir en clave de participación tanto los conceptos como los procesos socio-saludables y comunicativos para que el desarrollo de este campo sea verdaderamente transformador de la sociedad. Comprender y aplicar las estrategias 2.0 que empoderan, constituye hoy un objetivo claro para promover salud.

Carlos Del Valle, nos inspira y proporciona algunas claves.

Una comunicación en salud participativa, basada en las TRIC supondría pasar:

Aportar, compartir y divulgar el conocimiento, a través de los medios actuales y tecnologías emergentes es ya una cotidianidad en muchos ámbitos sociales, ¿por qué no en el ámbito de la salud?

En resumen

Empoderar en salud no es una actividad estática y responsabilidad de un solo grupo social, es una actividad colectiva de cambio constante donde la clave la podemos encontrar en el verbo participar. En este proceso las TRIC se configuran como elemento pintiparado para conseguir los objetivos de desarrollo de las sociedades en salud.

TRICLab

Sobre el autor: TRICLab

Somos un grupo de profesionales de la educación y de la comunicación que abarca diferentes ámbitos y disciplinas.√ Que propone un “lugar” y un “tiempo” relacional abierto y colaborativo. Con un código y programas también abiertos y accesibles para todos . Crítico y creativo.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit