El factor R de los Edutubers: los nuevos profesores

 

Por Roberto Gamonal Arroyo

Profesor de Tecnología de la Información, UCM

“Sea cual sea la tecnología, los docentes debemos emplear todas las herramientas que están a nuestro alcance y elegir la que mejor se ajuste para lograr nuestro fin último: conectar con nuestros estudiantes”

Si el e-learning y los MOOC (Massive Online Open Course), cambiaron nuestra forma de entender la educación y la enseñanza, lo próximo que nos llega viene otra vez a revolucionar el paradigma del aprendizaje más allá del aula. Se trata de los “edutubers” personas que comparten su conocimiento mediante la creación de videos de contenidos educativos para enseñar cualquier tipo de materia.

Muchos de nuestros alumnas y alumnos, cuando quieren saber hacer una cosa, lo primero que hacen es buscar un videotutorial en YouTube. A pesar de que no cuenten con millones de seguidores y visualizaciones como los “youtubers” más famosos, sus videos y canales tienen muchas suscripciones por la calidad de sus contenidos y su utilidad para los estudiantes de todas las edades.

Uno de los ejemplos más reconocidos es David Calle. Su canal Unicoos, creado en el 2006, tiene más de un millón de suscriptores y sus videos sobre matemáticas, física, química y tecnología han sido vistos por cerca de 140 millones de veces. Este ingeniero de telecomunicaciones y profesor madrileño es capaz de hacer comprensible y atractiva la ciencia a través de sus videos realizados con grandes dotes de ingenio y excelentes actitudes comunicativas. Esto le valió ser finalista en el Global Teacher Prize 2017 y en 2015 Google consideró su canal como el de mayor impacto social en España.

¿Qué aportan estos contenidos educativos en YouTube? Entre un maremagnum de videos intrascendentes de bromas pesadas y divertimento insustancial, hay también contenidos útiles y productivos. Pero esto mismo ocurre en cualquier otro medio de comunicación.

Lo que es innegable es su potencial. Según un informe de FortuneLords, en un mes promedio 8 de cada 10 personas de 18 a 49 años ven videos en YouTube, un 60% prefiere ver videos online a la televisión en directo y las sesiones de visualización duran una media de 40 minutos, cifra que se va incrementando un 50% cada año que pasa.

 

El canal ya lo tenemos, pero crear buenos contenidos es otra cosa… y todos sabemos que enseñar no es una tarea fácil. Es por eso que se deben de tener en cuenta una serie de consideraciones:

  • Los contenidos deben ser atractivos y creativos a la vez que útiles e instructivos. No sirve ponerse simplemente delante de una cámara a hablar. Hay que prepararse un guión, saber editar video y, sobre todo, presentar las cosas de una manera diferente. No se debe olvidar que el objetivo principal es enseñar.
  • El lenguaje audiovisual permite reforzar la comunicación con texto, audio, animación e imagen. Esto debe aprovecharse para mostrar numerosos ejemplos que permitan acompañar el proceso de aprendizaje para hacerlo más natural y sencillo.
  • La visualización de los contenidos online permite una mayor interactividad y una capacidad de adaptación a los diferentes tipos de usuarios que toman el control y deciden cuando parar, continuar, rebobinar, adelantar, …

Sea cual sea la tecnología, los docentes debemos emplear todas las herramientas que están a nuestro alcance y elegir la que mejor se ajuste para lograr nuestro fin último: conectar con nuestros estudiantes. Necesitamos empatizar con ellos y, del mismo modo que les pedimos que sean proactivos, los profesores también debemos dar un paso hacia delante. Cambiamos los modos de relación.  La producción de contenidos educativos no precisa solo de calidad, sino también de buscar la plataforma, el tono y la voz adecuada para distibuir nuestro mensaje.

El factor relacional hace evidente que la co-creación de contenidos y las apropiaciones son dialógicas.  Tanto en el on-line como en el off-line se funden nuevas maneras y medios de comprender los mensajes puramente académicos como el mecanismo para acceder a la propiedad del conocimiento.  Una vez más, el edutuber nos ofrece la posibilidad de observar el acción al factor relacional.

 

bibianav

Sobre el autor: bibianav

Furibunda lectora, estudiante para toda la vida, rebelde con causa donde la haya. Inundada de sentido creativo, y todas las demás cosas de la vida normal y corriente: Licenciada en Ciencia Política UniAndes, Estratega de Contenido NorthWestern University, CM, Social Media Strategist, empresaria educativa.