Las redes sociales digitales en el aula

Imagen1. Redes Sociales

Redes Sociales. Autor: Geralt. Fuente: Pixabay.com

El Factor Relacional como elemento clave en la utilización de las redes sociales digitales

Lucía Camarero Cano

Las redes sociales digitales, como Facebook, Twitter o YouTube, están presentes de manera informal en nuestra vida diaria. Las utilizamos para relacionarnos con nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo y conocidos, así como para buscar y compartir información. Las empresas tienen, también, una página oficial y utilizan este medio para promocionarse y llegar a tener mayor alcance. De igual modo, numerosos colegios e instituciones educativas tienen su presencia en una o varias redes sociales digitales.

Imagen 2. Página de Facebook UNED. Fuente: Facebook.

Dichas redes sociales digitales, al igual que las redes analógicas, se forman y se prolongan en el tiempo gracias a las relaciones sociales de las personas que las constituyen y forman parte de las mismas. De este modo, el Factor Relacional es clave para que el funcionamiento sea el adecuado.

“Por eso desde TRICLab apostamos por dar un paso más allá y humanizar la tecnología introduciendo lo que denominamos Factor Relacional e InteRmetodología. Esto es, crear espacios de relación en la Red colaborativos, críticos, creativos y abiertos, haciendo especial hincapié en descubrir y adaptar en cada momento los métodos que resulten válidos y positivos en el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje. Espacios que promuevan desde las sinapsis y emociones individuales a las conexiones exógenas entre pares, comunidades y medios” (#usatic14).

Si las redes sociales digitales son un elemento más en nuestra sociedad, ¿por qué no integrarlas en el aula? Los adolescentes y jóvenes tienen presencia digital y utilizan las redes sociales digitales fuera de la escuela, entonces ¿por qué no aprovecharnos de esta situación para diseñar nuevas estrategias y metodologías que faciliten el aprendizaje en la sociedad red actual? En este sentido, muchos docentes han visto las numerosas posibilidades que las redes sociales digitales aportan a los procesos de enseñanza-aprendizaje: por un lado, es una manera de acercarse a su alumnado, mientras que por otro lado, pueden establecer estrategias didácticas dinámicas y divertidas que motiven a los estudiantes mientras aprenden.

Imagen 3. Redes sociales en el Aula. Fuente: Clasesdeperiodismo.

Llorens y Capdeferro hicieron un estudio en el año 2011 sobre el uso educativo de Facebook y concluyeron que esta red social contribuye a crear una comunidad de aprendizaje en red, además de enfatizar el aprendizaje colaborativo. Estos autores expresan que:

Fomenta una cultura comunitaria virtual y aprendizaje social. Desde un psicosociológico punto de vista, esta cultura está enraizada en los valores que surgen de los usuarios, que interactúan en la red sobre un objetivo o tema compartido, y generan relaciones interpersonales, enlaces de confianza y apoyo, así como sentimientos de pertenencia e identidad social. Además, la existencia de redes de intercambio y flujos de información es una aspecto significativo cuando se trata de dar forma y mantener una red social. La importancia de la colaboración debe ser subrayada (Prendes, 2003): el objetivo es crear una ‘experiencia compartida’ en lugar de una ‘experiencia que es compartida’.

Algunos docentes sienten rechazo a la hora de incorporar las redes sociales digitales en el aula. Las principales causas según Collazos, Guerrero y Vergara (2001) son:

  • Pérdida de control en la clase.
  • Falta de preparación por parte de los profesores.
  • Miedo a no cubrir el contenido.
  • Falta de materiales preparados para usar en la clase.

Por su parte, otros docentes consideran que introducir las redes sociales digitales en el aula teniendo en cuenta las características de la sociedad red actual tiene grandes beneficios. Según García Granja (2010) estos son los principales:

  • Motivación en el proceso educativo, ante la confianza por parte del profesorado de cierta autonomía y libertad de acción y la conexión de esta forma de trabajo con sus propias aficiones personales.
  • Estimulación del aprendizaje autónomo en interacción con los demás.
  • Facilidad e incentivación de la comunicación y del conocimiento mutuo de los participantes. Lo que también redunda en una ayuda a la labor docente, el poder conocer el profesorado el perfil de su alumnado para la elaboración de la materia y al poder mantener un contacto virtual más ágil y continuo.
  • Favorece la retención de lo aprendido, ya que aprenden haciendo.
  • Práctica de la capacidad de expresión escrita y en el manejo de las TIC.
  • Gratuidad del servicio gratuito, ya que no depende del software local.
  • Prolongación del proceso de aprendizaje más allá del espacio físico y temporal del centro.
  • Incentivación del aprendizaje activo, en el que el alumnado se convierte en el agente de su propio aprendizaje y el profesor abandona el liderazgo como única fuente de conocimiento.
  • Revalorización del trabajo en equipo.
  • Posibilidad de integración de contenidos propios y de otros profesores de distintas procedencias y ubicaciones geográficas.
  • Estimulación de los progresos y logros mediante la opción de mandar ‘regalos virtuales’ al alumnado, como medio de incentivación del proceso de aprendizaje.
  • Permite la creación de grupos especializados en algún tema específico dentro de la propia red, por lo que es posible realizar una sola red y aplicarla para varias asignaturas o varios grupos de alumnos.
  • Se puede incorporar artículos y noticias externos usando la tecnología RSS (Really Simple Syndication).

Si un docente está leyendo este post, que considere introducir y probar nuevas metodologías didácticas usando las redes sociales digitales que son familiares para sus estudiantes, teniendo en cuenta el Factor Relacional en su utilización.

 

TRICLab

Sobre el autor: TRICLab

Somos un grupo de profesionales de la educación y de la comunicación que abarca diferentes ámbitos y disciplinas.√ Que propone un “lugar” y un “tiempo” relacional abierto y colaborativo. Con un código y programas también abiertos y accesibles para todos . Crítico y creativo.